INICIO

VEHÍCULOS

TALLER

TASACIONES

Consejos para conducir con nieve y niebla de forma segura

Consejos para conducir con nieve y niebla de forma segura

En esta época del año no es de extrañar que podamos encontrarnos con diversas condiciones meteorológicas. Las bajas temperaturas pueden provocar nieve, niebla o lluvia.

Es importante tener en cuenta una serie de consejos para conducir con este tipo de condiciones, ya que puede resultar especialmente peligroso o difícil. Sobre todo si nuestro vehículo no está en las condiciones adecuadas.

Si alguna vez te has encontrado con niebla o nieve sabrás que es especialmente incómodo y difícil. Por eso, hay que hacerlo con mucha precaución para garantizar nuestra seguridad y la del resto de usuarios de la vía.

Cuando conducimos con lluvia, hielo, niebla o nieve el riesgo de accidente se multiplica. Es fácil patinar y perder el control del vehículo.

Ante la gran cantidad de circunstancias que nos podemos encontrar, lo mejor es conducir siempre con mucha precaución. Sobre todo en este tipo de situaciones. La mejor arma es la previsión y la precaución.

En invierno, además de preparar tu coche para este tipo de condiciones, te recomendamos que te prepares tú como conductor para conducir en situaciones adversas.

Aspectos importantes a tener en cuenta para conducir con nieve, lluvia o niebla

Distancia de seguridad: En caso de tener que conducir con lluvia, niebla o nieve es importante aumentar la distancia de seguridad con el resto de vehículos. Si aumentamos la distancia de seguridad en este tipo de situaciones tendremos tiempo suficiente de frenar en caso de emergencia.

Aunque nuestro tiempo de reacción pueda ser el mismo, el tiempo de frenada puede aumentar considerablemente. Sobre todo si hablamos de hielo o nieve en la calzada.

Es importante evitar situaciones de peligro y conducir con mucha más precaución que en circunstancias normales.

  • Reduce la velocidad: Además de aumentar la distancia de seguridad, es importante reducir la velocidad con respecto a otro tipo de situaciones normales.

La distancia de frenado en este tipo de situaciones aumenta considerablemente. Por eso, conducir a una velocidad más baja nos permitirá tener más tiempo para frenar o reaccionar en caso de necesitarlo.

  • Evita frenadas o maniobras bruscas: Cuando nos encontremos con lluvia, hielo o nieve en carretera es aconsejable conducir de forma suave. Evitar maniobras o frenadas bruscas, que solo servirán para desestabilizar o perder el control del vehículo. También es recomendable conducir, siempre que sea posible, con marchas largas.
  • Señalizar las maniobras con suficiente tiempo: Otro aspecto importante a tener en cuenta, además de evitar maniobras bruscas, es hacer las señalizaciones con más tiempo que en situaciones normales. Esto nos permitirá ser vistos por el resto de conductores. Un aspecto fundamental, teniendo en cuenta que la visibilidad se reduce considerablemente.
  • Mantener una temperatura suave en el interior del vehículo: Otro de los consejos que te damos para conducir en general, y en este tipo de situaciones en particular, es mantener una temperatura suave en el interior del vehículo. Aproximadamente en torno a los 20-21 grados. Conducir con una temperatura excesiva puede ser peligroso, ya que aumenta el riesgo de somnolencia.
  • Evita conducir con el abrigo: Además de poder suponerte una multa, conducir con excesiva ropa puede ser peligroso. De esta forma reducimos considerablemente nuestra capacidad para maniobrar y el cinturón de seguridad pierde su eficacia. Por tanto, evita llevar el abrigo a la hora de conducir.

Además, el cinturón de seguridad deja de ser igual de efectivo. Lo recomendable es conducir con ropa cómoda, sobre todo si se trata de desplazamientos largos.

  • Lleva cadenas en el maletero: Aunque no vivas en un lugar en el que suela nevar, es recomendable llevar cadenas en el maletero. Podrías necesitarlas en el momento menos pensado.

Es importante asegurarse previamente de que son las idóneas para el tamaño de rueda de nuestro vehículo, además de aprender a colocarlas adecuadamente. Ya que de ello dependerá su correcto funcionamiento.

Elementos del vehículo que debemos revisar antes de conducir con niebla, lluvia o nieve

Todos los elementos del vehículo deben ser revisados periódicamente. Pero, en caso de conducir con lluvia, niebla o nieve, hay aspectos que resulta imprescindible tener en buenas condiciones.

A continuación te detallamos algunos de los aspectos más importantes que deberás mantener en perfecto estado este invierno:

  • Limpiaparabrisas: El limpiaparabrisas juega un papel fundamental, sobre todo en caso de lluvia o nieve. Es importante revisar que las gomas que lo conforman están en perfectas condiciones. Estos tendrán que desarrollar su función adecuadamente. Es decir, al activarlos deberán ser capaces de limpiar la totalidad de la superficie de la luna trasera y delantera para tener buena visibilidad.

También es importante revisar que disponemos del líquido suficiente para poder limpiar el cristal en caso de ser necesario.

  • Sistema de alumbrado: Revisar el sistema de alumbrado es uno de los aspectos más importantes. Este nos permitirá ver y ser vistos adecuadamente.

También es recomendable revisar las luces antiniebla. Aunque estas no las utilizamos tan a menudo como el resto del sistema de alumbrado, su correcto funcionamiento puede resultar clave. Estas nos permiten ser vistos por el resto de vehículos en caso de niebla.

  • Neumáticos: Revisa que tus neumáticos se encuentran en perfectas condiciones. Presión, desgaste, suspensión y alineación son algunos de los aspectos más importantes.
  • Sistema de climatización: La función principal del sistema de climatización es mantener el habitáculo a una temperatura adecuada. Como hemos dicho anteriormente, no es recomendable viajar con una temperatura excesiva por el riesgo de somnolencia.

El sistema de climatización, además, nos permitirá evitar que los cristales se empañen cuando las temperaturas son excesivamente bajas. Lo que nos ayudará a tener una buena visibilidad al volante.

  • Sistema de frenado: Ponte en manos de un equipo de profesionales que revisen periódicamente el estado de tu vehículo. El sistema de frenado es especialmente importante para conducir de forma segura.

Líquido y discos de freno en buen estado nos permitirá frenar de forma segura y eficaz. En caso contrario el tiempo de frenado aumentará, lo que conlleva mayor riesgo de accidente.

Estos son solo algunos de los elementos más importantes a tener en cuenta para conducir con condiciones meteorológicas adversas. Te recomendamos acudir periódicamente a tu taller de confianza para revisar estos y otros aspectos importantes.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp